Padre sólo hay uno, y hay que cuidarlo …

En noviembre hará 7 años que ya no estas…  Me he acordado mucho de algo que siempre me repetías… hija mía, siempre pecas de ingenua. Cuando me lo decías, me reía y siempre te decía, pues tampoco me van tan mal las cosas, confiando y pensando que todo el mundo es legal, honrado y generoso…  Seguramente estarás contento de saber, que al final voy hacerte caso y he decidido dejar de serlo, en los últimos tiempos he perdido demasiado, he necesitado mucho y he recibido poco. Lo peor de todo, sin duda, fue perderte y aún peor, fue saber que lo podríamos haber evitado. Ha salido la sentencia, y después de la lucha que tu empezaste, nos han dado la razón. Tu muerte, podría haberse evitado.

Al principio, pensaba que quizás habías tenido mala suerte… Pero ahora lo veo claro, no podemos confiar en nadie, y tampoco en los médicos, ya que al fin y al cabo no dejan de ser personas, que tienen su trabajo, su horario y sus días malos y buenos. Durante tu último año, te visitaron más de 20 médicos y estuviste más de 10 veces en Urgencias, y únicamente te decían que lo único que tenías era una ‘berruga inofensiva’ y que no había prisa en sacarla (palabras literales). ¿Cómo íbamos a pensar nosotros que ya tenías un cáncer que te estaba consumiendo?. Te hiciste análisis, biopsias, t.a.c. y más pruebas, pero lo que no sabíamos es que nadie, ni un sólo médico se miraba los resultados, ya que de haberlo hecho, hubieran visto rápidamente que lo que tenías, no era una simple ‘berruga’. Finalmente, fue una joven médico de cabecera, que estaba de guardia, que con sólo escucharte y mirarte a los ojos supo lo que tenías. Con lágrimas en los ojos, te dio un papel para que te ingresaran urgentemente en el hospital… ella ya sabía que tenías el cáncer extendido por todo el cuerpo y que en menos de 15 días te ibas a morir. Lástima de no haberla encontrado antes… te hubiera salvado la vida.

Primeramente, topaste con un urólogo inepto, que estaba a punto de jubilarse y sin ningún tipo de motivación por su trabajo, que vio  indicios de lo que te pasaba, pero no le apeteció seguir con los protocolos para la detección precoz del cáncer. Lamentablemente, también te encontraste con una desorganización del ICS (institut català de la Salut), que te perdieron pruebas y se pensaban que te quejabas para que te avanzaran la operación. Y para finalizar, en la fundación Puigvert, en las casi 10 veces que fuiste de Urgencias, no te hicieron ni caso, te visitaban en 5 minutos y sin mirar tu historial te remitían a casa con Paracetamol.

Y que conste, que todo esto pasó, cuando la crisis no había llegado. Por eso, estoy a favor de los recortes, porque pienso que recortar no es equivalente a empeorar la sanidad, ya que seguramente servirá para optimizar la gestión, mejorar la atención y disminuir los derroches. Aunque pensando en cómo está montado el sistema en éste país, lamentablemente pienso que los recortes no serán los justos y los profesionales motivados y con ganas de trabajar serán a los que no se les darán una oportunidad.

Por cierto, tristemente tengo que decirte que la crisis también te ha afectado y aunque el juez, en la sentencia afirma claramente que ha habido una negligencia, dice que tu muerte no ‘vale’ tanto. Habrá que resignarse y pensar, que sólo es dinero…

Artista, te dejo con algunas de tus obras Y de nuevo gracias por todo.

Y que sepas, que tal como nos pediste antes de morir … le estoy sacando sustancia a la vida! 😉

TE QUIERO PAPI !!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s